Náuseas y Vómitos: ¿qué comer y cómo disminuirlos?

Foto: Internet

Foto: Internet

Fuente:  http://www.nutri-salud.com.ar

La náusea es la sensación de tener la urgencia de vomitar. Vomitar es forzar los contenidos del estómago a subir a través del esófago y fuera de la boca.

Dentro de las causas del vómito, podemos mencionar:

  • Infecciones virales
  • Medicamentos
  • Mareo o cinetosis
  • Migrañas
  • Náuseas del embarazo
  • Intoxicación alimentaria
  • Alergias a los alimentos
  • Tumores cerebrales
  • Quimioterapia en pacientes con cáncer
  • Bulimia
  • Alcoholismo

Si los episodios de vómitos son frecuentes podemos sufrir numerosas complicaciones, a saber:

  • La más importante es la deshidratación debido a la pérdida de fluídos.
  • Esofagitis: el esófago no está preparado para los ácidos del estómago y se irrita generando mucho malestar.
  • Piezas dentarias: aumento de la frecuencia de caries, alteraciones en el esmalte dentario y eventual pérdida de piezas.

Desde la alimentación, podemos ayudar de la siguiente manera:

  • Ingerir comidas secas, frecuentes (cada 2-4 horas) y en poca cantidad.
  • Fibra: Evitar su consumo (alimentos integrales, semillas, cáscaras, etc.).
  • Bebidas: Los líquidos deben tomarse preferentemente entre las comidas, deben estar fríos o templados y tomarse con bombilla o sorbete. Evitar las bebidas gasificadas, el café y el mate. Se puede consumir té claro y no muy caliente.
  • Alcohol: evitar su consumo.
  • Vegetales: Deben consumirse cocidas, sin piel ni semillas. Permitidos: corazón de alcaucil, batata, berenjena (sin piel ni semillas), chauchas (sin hilos ni porotos); punta de espárragos, mandioca, palmitos (centro), papa, remolacha, tomate (sin piel ni semillas), zanahoria, zapallito y zapallo.
  • Frutas:   Preferentemente cocidas, sin piel ni semillas.  Permitidas: banana (puede ser cruda), damasco, durazno, manzana y pera.
  • Carnes: preferentemente blancas, sin grasa visible, ni piel.  No deben estar “quemadas” ya que irritan la mucosa gástrica.  Se prefieren subdivididas y con cocción prolongada.
  • Grasas: Las grasas constituyen un problema debido a que son de digestión más dificultosa.  Evitar embutidos, fritos y salteados, golosinas, snacks, mayonesa, manteca, etc.
  • Condimientos: Evitar las comidas muy condimentadas o picantes. Elegir condimentos aromatizantes o suaves como vainilla, orégano, albahaca y evitar pimientas, pimentón, etc.
  • Los olores al cocinar pueden provocar o incrementar las náuseas, es aconsejable que otra persona cocine. 
  • No acostarse enseguida de comer y evitar la ropa ajustada al comer. 
  • Medicación: Tomar la medicación indicada 1 ½ hora antes de la comida.  Los medicamentos deben estar alejados de las comidas; no triturar o mezclar las pastillas con los alimentos y tomarlos con grandes cantidades de agua.

 Ante cualquier duda o consulta, no deje de consultar a su nutricionista, recuerde que es el profesional más capacitado para ordenar su alimentación en estas ocasiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s