La llamada

Javier Solórzano
Vitral

17 de julio de 2009

Fuente:   http://eluniversal.com.mx

A Servando Gómez La Tuta le pareció fácil hablar por teléfono al programa de opinión y quejas de la televisora michoacana CB. La emisión se ve casi en todo el estado y tiene altos niveles de audiencia porque no filtra las llamadas. Permite llamadas anónimas confiando que los que participan asuman la responsabilidad de lo que dicen.

Todo parece indicar que La Tuta es La Tuta porque de otra forma no se entiende por qué el gobierno atajó de inmediato cualquier posibilidad de negociar con “grupos delictivos”. Que los noticiarios de tv minimizaran la información y dieran tanto vuelo a la conferencia de Gómez Mont produjo la impresión de que el gobierno tenía elementos para confirmar que la llamada era auténtica. Sí a la tv le mandaron línea para que omitiera la llamada parece infame, pero si fue asumido como política informativa es todavía más infame. En los noticiarios parecía fuera de lugar lo que decía Gómez Mont, era una información sin contexto.

Lo que dice del Presidente y el Ejército y lo que le reclama a García Luna no deja de ser parte de un discurso previsible. Si bien García Luna es un personaje impugnado no puede entenderse su presencia en la SPP de no ser como parte de la estrategia presidencial, o como parte de los “favores” que lo han ligado estrechamente a Calderón.

Las sospechas afloran aún más cuando defiende a los alcaldes y a Julio César Godoy. En el contexto de la entrevista o monólogo termina el tema, es una apelación gratuita y poco convincente. La Tuta lanza un discurso ambiguo que raya en la desesperación. Ataca, enjuicia y exonera, pero no considera la muerte y los temores que ha infundido en varios estados. Estamos en momento de decisión. El Ejército no puede pasar seis años en las calles, pero lo grave es que ahora no se ve cómo pueda regresar a los cuarteles. No les vaya a dar a los narcos por agarrar el micrófono.

El Ejército vive una etapa de altos riesgos; Human Rights Watch y diversas organizaciones nacionales han documentado violaciones a los derechos humanos por soldados. Es tiempo de defender las instituciones, y de manera paralela urge el análisis sobre el papel de las Fuerzas Armadas; es por el país y por el Ejército mismo.

 ¡OUUUCH! Un entrañable doctor del mero norte que ha visto casi todo nos obsequió un extraordinario libro del politólogo italiano Gaetano Mosca. Va una frase: “Es imposible que sean eficaces las leyes e instituciones que garantizan la justicia y los derechos de los débiles, cuando la riqueza está distribuida de tal modo que, frente a un pequeño número de personas que poseen las tierras y los capitales, existe una multitud de proletarios que no tienen otro recurso que sus propios brazos y que necesitan a los ricos para no morirse de hambre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s