La Importancia Del Ocio

Fotografía:  perez-jasso

Fotografía: perez-jasso

por

  henca77

Primero definiré a lo que se conoce como ocio, se le llama ocio al tiempo que se dedica a actividades que no son ni trabajo, ni tareas domésticas esenciales. Es un tiempo recreativo que se usa a discreción. Es diferente al tiempo dedicado a actividades obligatorias como son comer, dormir, hacer tareas escolares, etc.

Desde muy pequeños, se nos inculcó que el trabajo es una virtud y que su contraparte, el ocio u holgazanería es un vicio detestable.

Nada tan reparador como un fin de semana en la playa. Nada tan productivo como una noche de luna. Curioso y de notar es que la máximas obras creativas, han sido pensadas, diseñadas y escritas en tiempos de ocio. Algunos ejemplos avivarán la memoria:

-Cervantes escribe su famoso don Quijote en las horas infinitas de ocio de una cárcel.
-Newton descubre la gravedad en el retiro y ocio obligado de una peste.
-Einstein, perfila su teoría de la relatividad, gracias a sus horas de ocio en una oficina olvidada de patentes.

El ocio, dicho cómoda-mente, es más trascendental que el trabajo rutinario. Pero menos conveniente a un sistema material capitalista, que obliga al trabajador a cada día trabajar más, aun cuando bajo un serio análisis, debería estar trabajando menos. De hecho, en algunos países europeos y en algunas largas corporaciones, ya se ha establecido la jornada laboral de cuatro días. Se obliga a los empleados a tomar vacaciones, se les invita a desarrollar su talento y se les bonifica por aportar ideas creativas.

Pero ojo: no confundamos ocio con pereza. Hay que considerar el ocio como un espacio necesario para balancear el trajín cotidiano y procurarnos actividades que contribuyan a nuestro crecimiento intelectual, creativo y espiritual. No solo hay que aprender a desconectarnos del trabajo y de sus obligaciones, sino que también tenemos que aprender a descansar, a relajarnos, a dejar el trabajo en el lugar donde pertenece: en la oficina, en la fábrica, en el negocio o donde sea que realicemos nuestras labores.

Aristóteles decía que el trabajo y el descanso son necesarios, pero consideraba que el descanso era preferible. El reposo o el cese de las actividades, a lo que Aristóteles también llamaba “juego”, proporciona alivio para el intelecto fatigado: “El juego es principalmente útil en medio del trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s