Habla Menos Y Escucha Más

¿Sabes escuchar?  Foto: Internet

¿Sabes escuchar? Foto: Internet

por  Guido Rosas

Es evidente que en nuestra sociedad la gente suele estar muy ocupada en hablar, hablar y hablar, lejos de poner en práctica ese elemento que siempre puede nutrirnos de valiosa información: escuchar.

Imagina que la mayoría de las personas hablaran menos y escuchara más. Escuchar más en vez de ostentar lo que uno sabe, o bien, lo que cree que sabe y lo repite por costumbre como queja o aleccionando a los demás a que sean mejores aunque él no haga nada constructivo para sí mismo.

Si habláramos menos cuando nos relacionamos con nuestros jefes, empleados, clientes, hijos, pareja, etcétera, y nos detuviésemos a escuchar más y con mayor poder, entonces obtendríamos, con toda seguridad, una valiosa información que nos llevaría a lograr mejores negociaciones.

Entrenarnos a hablar menos y escuchar más, le aporta grandes ganancias a nuestra vida. Por lo mismo, te propongo que durante una semana ejecutes una tarea cuyos beneficios podrás constatar:

Escúchate mucho durante los próximos días, escucha más a quienes te rodean y alértate para descubrir lo que realmente quieren decirte. ¿Por qué dice lo que dice? ¿Cuál es su intención real?

Escribe en una tarjeta, o donde suelas apuntar tus recordatorios, la frase “Hoy hablo menos y escucho más”. Dedícate unos momentos a formularte preguntas como: ¿Qué es lo mejor que puedo decir? ¿Para que diré esto? ¿Qué aportaré a la comunicación? ¿Beneficia el decir lo que quiero, o sólo hablaré a fin de impresionar con “mi sabiduría” sin que eso sirva de nada?

Te aseguro que después de escuchar y de hacerte preguntas antes de hablar, omitirás comentarios que contrariamente a servir sólo entorpecen la comunicación. Así, cuando concluya cada día, medita sobre los beneficios obtenidos y anota tus reflexiones.

Seguro estoy de que, si lejos de saturar de peroratas a tu pareja, a tus empleados, amigos, hijos o clientes, los escuchas más y dices menos, pero con más valor, lograrás construir mejores relaciones personales, mejores negociaciones y obtendrás mejores logros.

Te invito a ponerlo en práctica, más allá de la teoría. Comprueba sus beneficios y, asimismo, comparte esta información con tus equipos de trabajo, con tus amigos o con quien tú desees, y motívalos a recurrir a esta herramienta, a realizar esta tarea. Ello propiciará más y mejores beneficios en tu entorno.

NOTA: Si deseas leer los artículos anteriores a este, los encontrarás en guidorosas.com

Si aún no estás suscrito a nuestro boletín gratuito, te invito a registrarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s